lo Ruta de los Bisontes. San Cebrián de Mudá. Camino de Herreruela.

Elaborada por © Fidel González / más rutas
www.montañapalencia.com
El Ayuntamiento de San Cebrian de Mudá, pone a su disposición una de las actividades más reconfortantes y entregadas a la tierra, destinadas a la recuperación del entorno y las tereas de repoblación no solo de una fauna extinguida, sino de la propia actividad humana en el valle que ha visto durante 50 años emigrar sus gentes a lugares lejanos en busca de mejores condiciones de vida.

El Valle de San Cebrián de Mudá

Consta de 5 nucleos de población; Vergaño, Valle de Santullán, Perapertú,San Martín de Perapertú, y San Cebrián de Mudá donde se ubica el Centro de interpretación del bisonte BISONBONASUS, dentro del programa Europero de recuperación de la especie.
Con una extensión de 8000 ha. y una población de 168 personas, desde hace más de 500 años la principal actividad de estos valles como todos los Cantábricos ha sido la ganadería y agricultura a pequeña escala, además del aprovechamiento de los abundantes recursos Naturales, com caza, pesca, bosques, recogida de bayas, setas etc. y pequeño comercio testimonial de caracter artesano. Hay restos de la actividad minera que acaparó la vida económica y social de la comarca durante más de 50 años pero que hoy se encuentra abandonada. La ruta que presentamos de unos 12km ida y vuelta, resulta ilustrativa de la flora y la fauna de toda la montaña palentina, robles, hayas, servales, osos, urogallos, lobos, ciervos, paisajes aislados y abandonados a la suerte de unos pocos ganaderos que subsisten en el valle.

Senda de los Bisontes Sancebrian de Mudá cruz de cantero
Ermita del monte Herreruela de Castillería brezos ruta de los bisontes, San cebrián de mudá
valle de Castillería paso de la muñeca, Herreruela de castilleria

Recorrido: Se inicia la ruta en el centro de interpretación del bisonte, ahí tomamos la pista que sube a la reserva , (OJO, si se quiere visitar los bisontes hay que sacar entrada). A unos 2km se bifurca el camino dejando la reserva del bisonte a la derecha tomamos el de la izquierda que no es otro que el camino antigüo de Herreruela de Castillería que asciende en dirección Norte hacia el bosque. Tras otro km se llega a una gran curva en zig-zag con fuerte pendiente tras la cual se interna en el bosque frondoso, con robles grandes y todo tipo de animales, yo mismo pude observar, que había estado poco antes el oso dando cuenta de los frutos de un serval de los cazadores dejando un profundo olor a manzana reineta, (Foto)

Se continúa el camino por el bosque hasta que nos encontramos un gran claro y un acamino que se incorpora al nuestro procedente de San Martín de Perapertú donde se juntaban los ganaderos para repartirse los pastos , conocido como el paso de la muñeca, donde hubo un gran manantial que daba origen al arroyo del cabrito, hoy cerrado para el abastecimiento de aguas a San Cebrián de Muda. El paisaje se abre dando paso a un mirador propicio para el descanso y la observación de los dos valles. El curioso nobre del sitio, procede de una tradición, tal vez una leyenda, según la cual los ganaderos de los pueblos limítrofes debían respetarse los pastos adjudicados a cada uno de los pueblos rayanos, San Cebrián de Mudá, Brañosera, San Felices de Castillería, palabra que garantizaban con la pena de cortarse una muñeca si infringían dicho acuerdo. aquí vira el camino hacia el Oeste descendiendo ya a otro valle que se dirige al pueblo de Herreruela. Desciende el camino por un fuerte costado a nuestra derechapodemos alcanzarlo donde nos espera una arquitectura muy tica con tipologías costructivas de lo más profundo de la montaña palentina, o desviarnos antes de llegar a la derecha en dirección Norte para ver el paraje de la ermita de Ntra. Sra. del Monte.

Mirador del Paso de la Muñeca San Cebrian
serval huella oso
Panorámica del paso de la Muñeca. Huella del oso sobre unas hayas jóvenes y frutos del serval comidos por él.
mapa de la Ruta
Casona solariega Herreruela
El pueblo guarda preciosas sorpresas arquitectónicas. Al fondo de esta casa está el valle por donde discurre la ruta.
Herreruela de Castillería.

Beneficios para el Entorno

El bisonte es un desbrozador nato, allí donde come permite clarear el bosque por que pasta unos 32 kg diariosde hierba y matorral . Con su gran envergadura mantiene abiertos pasos y caminos. El Bisonte Europeo la gusta la espesura en ella se desenvuelve de forma natural conntribuyendo a romper arbustos y ramas que impiden que el bosque se cierre , lo que le hace mas asequible y atractivo. Favorece así la actividad biológica de otras especies como el urogallo, liebres, tejones, zorros, además de contribuir a la no propagación del fuego.

Recurso turístico

Contemplar los Bisontes en la reserva de San Cebrian de Mudá te une con esa parte ancestral del ser humano, despierta la emoción de poder admirar un animal tan grande, que debió ser temido y perseguido por los hombres del neolítico, como nos rememoran las pinturas de las cuevas de Altamira, animal que proporcionó carne, pieles, herramientas, cuernos, colodras y otras tantas aplicaciones. Es extraño ver de animales míticos. No olvidemos que éstos de San Cebrian de Mudá son "Salvajes ", se encuentran en estado de libertad, a diferencia de otros que se encuentran en zoológicos. En fin un ejemplo de repoblación bien hecha, que puede contribuir a la fijación de población, más habitantes para el valle que puedan vivir de sus recursos.

La reserva de bisonte de San Cebrian de Mudá está en un entorno de bosques y pradera,es un espacio natural cerrado que tiene 20ha en las que el Bisonte se mueve en libertd pasta en sus prados , desbroza sus caminos y se oculta en la espesura cuando se le antoja, es un animal huidizo que siempre tiende a estar en manada, todos recordamos las estampidas de las películas del Western.

ADEMÁS: En el pueblo de San Cebrián Mudá no hay que dejar de ver las pinturas y el interior de la iglesia de San Cornelio y San Cipriano; góticas atribuidas al maestro de San Felices con influencia de la escuela Leonesa y gran atractivo colorista. Maravillosa muestra de arte decorativo, inusual, con escenas del nuevo testamento que son un primor. La anunciación, la última cena, la matanza de los inocentes, con una impronta primaria que reproduce en el interior una belleza singular.

Muy cerca al final del valle partiendo del pueblo de perapertú de su parte más alta, se toma una pista bien indicada que tres dos km conduce al acebal de las Camuñas, este sitio único contiene un bosque de acebos que hay que verlo para creerlo. Acebos gordos como piernas humanas, altos y abundantes constituye uno de los atractivos más originales del valle.

Acebos montaña palentina Acebal de las Comuñas Pinturas San Cebrian

inicio / volver / más rutas

logos